Limpieza profunda

 


 

El tratamiento consiste en la limpieza, exfoliación, extracción de impurezas, drenaje linfático y la utilización de productos acorde al tipo de piel, finalizando con la aplicación de un protector solar.

Beneficios

- Piel visiblemente más joven, hidratada, con brillo y luminosidad.

- En condiciones óptimas para continuar con la regeneración celular.